Marco Barba Design

Heinz y la historia de su botella - Marketing y el Diseño Industrial

Ir contra la corriente y desafiar a la competencia puede marcar un antes y un después en toda una industria. Esta es la historia de cómo Henry J. Heinz transformó el mercado de la Catsup en 1869 al introducir una botella transparente, en lugar de las opacas y de color marrón habituales de la época.

Una botella que nadie se atrevía a hacer

Este cambio radical, diseñado para demostrar la pureza y naturalidad de su producto, se convirtió en un estándar industrial, evidenciando cómo la transparencia puede ser una herramienta poderosa de diferenciación y confianza.

La decisión de Heinz no solo fue revolucionaria sino también arriesgada. Tradicionalmente, los envases oscuros ayudaban a ocultar imperfecciones en los productos alimenticios. Sin embargo, Heinz apostó por mostrar abiertamente la calidad de su Catsup, una estrategia que resonó profundamente con los consumidores. Hoy en día, la botella transparente de Heinz es un icono reconocido mundialmente, algo que se ha confirmado en diversos estudios. Por ejemplo, cuando se pidió a personas de todo el mundo que dibujaran una botella de Catsup, la mayoría esbozó la distintiva silueta de la botella de Heinz, demostrando su profunda huella en la memoria colectiva.

Packaging memorable, reconocible y dominante

En una era marcada por la innovación tecnológica, Heinz continúa desafiando los límites. Utilizando Dall-e, una plataforma de Inteligencia Artificial que genera imágenes a partir de descripciones escritas, Heinz demostró cómo su diseño se ha convertido en sinónimo de Catsup, con experimentos que pedían representar el producto en escenarios tan dispares como el espacio o incluso en formas animales. La consistencia en el reconocimiento de su envase y etiqueta subraya la potencia de su marca.

Packaging sostenible y del futuro.

Mirando hacia el futuro, Heinz no se detiene. La marca está trabajando en la primera botella de Catsup sustentable del mundo, hecha de pulpa de papel, en colaboración con Pulpex. Aunque aún en fase de prototipo, este desarrollo subraya el compromiso de Heinz con la sostenibilidad, apuntando a que todo su empaque sea reciclable o compostable para 2025. Este enfoque innovador no solo responde a la creciente demanda de soluciones sostenibles sino que también continúa la tradición de Heinz de liderar a través de la innovación.

En pocas palabras…

Desde su fundación, Heinz ha sido sinónimo de calidad, innovación y diseño. La marca ha logrado un reconocimiento global, no solo por su icónica botella de Catsup sino también por su amplia gama de productos alimenticios. Heinz demuestra que el compromiso con la innovación y la sostenibilidad puede coexistir con el legado y la tradición, marcando el camino hacia un futuro más verde y transparente en la industria alimentaria.

Blog

contacto@marcobarbadesign.com

Mérida, Yucatán. México.