Marco Barba Design

6 Elementos para elegir el material para tu producto

El éxito de un producto se define por decisiones como esta.

Uno de los procesos más importantes a la hora de diseñar un producto, es la selección de materiales y acabados. Ya que si no tienen una correcta selección, es posible que no se logren las ventas deseadas, que el producto no cumpla con requerimientos normativos o que no tengan la resistencia que el producto requiere.

Para la selección de materiales, es muy importante que tengas claro cuál es el objetivo de este producto por su función y por el usuario, porque existen millones de combinaciones de materiales, colores, texturas, etc. que podrían dar a tu producto una ventaja competitiva o llevarlo por un mal camino.

1 – Identifica a tu usuario

La empatía es una herramienta importante en el diseño, es por ello que debes de identificar al usuario de tu producto antes de proponer cualquier idea. Ya que puede ser una gran feria sensorial que juega principalmente con la vista, el tacto y en algunos casos con el olfato.

Existen elementos como los renders, que nos ayudan a poder visualizar cómo se vería tu producto con esos materiales y complementarlo con muestras del material para poder tener una convivencia sensorial completa y poder seleccionar el material con el que el usuario se sentirá más cómodo, identificado y hasta podríamos decir, enamorado. 

2 – Durabilidad del material 

Escoge materiales que alargan el tiempo de vida útil y que de preferencia el tiempo de vida del producto sea menor, biodegradable, compostable o reciclable. 

Apóyate de un diseño que no esté basado en modas y permita que su vida útil se cumpla, además asegúrate de informar a los usuarios la forma correcta de desechar el producto. Recuerda que su durabilidad también se combina con el diseño estructural y funcional del producto. Una buena combinación puede llevar a un producto al éxito.

3 – Mejora su reciclabilidad 

No todos los materiales son reciclables (principalmente si hablamos de plásticos) a pesar de que tengan el símbolo de las 3 flechas. La realidad es que no se pueden reciclar todos, ya que los procesos pueden ser muy caros, más contaminantes o simplemente no existen. 

Así también sucede con productos que usan muchos materiales diferentes en su composición y se vuelve complicado separar dichos elementos para su correcto reciclaje, a pesar de que sus materiales sean altamente reciclables. Un ejemplo, es el tetrapack, aparentemente todos sus componentes son reciclables, pero difícilmente se pueden separar, lo que lo vuelve un producto imposible de reciclar y existen alternativas de upcycling que lo convierten en paneles para construcción, mobiliario, etc. 

 

4 – Eco materiales

Los materiales se han transformado en conjunto con el diseño por lo que podemos empezar a considerar el uso de ecomateriales, que tienen la característica de ser provenientes de materia orgánica, se degradan fácilmente y su huella ecológica es mínima. Por lo que cada día hay más posibilidades de desarrollo de productos de materiales ecológicos, ya que se han adaptado a procesos actuales para no sustituir maquinaria y su implementación sea inmediata. Si bien, a veces el material es costoso, pero mediante el diseño se podría llegar a amortiguar el costo, convirtiéndolo en calidad y beneficios. 

Algunos ejemplos son las pieles veganas de nopal, piña, etc. Y sustitutos de unicel creados a base de hongos. A pesar de que son algo escasos, ya existen alternativas increíbles.

5 – Procesos

Considera los procesos que debe de pasar tu producto para ser producido y qué implica esto en consumo energético, de agua, emisiones y deshechos para que el impacto sea menor. además recuerda que entre más complejo es el proceso, más caro será el producto, por lo que es muy importante considerar que existen procesos muy rápidos, fáciles y económicos que nos pueden ayudar a tener un producto eficiente, económico y de menor impacto ambiental.

6 – Regulaciones

Existen diversas regulaciones para cada tipo de producto que a veces nos pueden llegar a limitar un poco en el uso de materiales pero es muy importante que antes de diseñar, conozcas dichas limitantes para poder hacer que tu producto se adapte a ello y no tengas problemas después de producirlo. Un ejemplo es el plomo que contienen algunos pigmentos usados en juguetes baratos, generalmente rojo y amarillo que contienen dicha sustancia porque no son juguetes regulados, lo que puede derivar en una intoxicación que incluso puede llegar a afectar el cerebro. Pero existen pigmentos regulados por la FDA que no contienen sustancias dañinas y que nos permiten tener esos colores en los juguetes. 

Por ello, debemos tener en cuenta las regulaciones que existen nacional e internacionalmente para elegir bien al desarrollar nuestros productos.

Blog

contacto@marcobarbadesign.com

Mérida, Yucatán. México.